Aceptar ')
Salto a Contenido Salto a Navegación
Ministerio del Interior Dirección General de Tráfico
Seguridad Vial
Canal RSS

¡Y la niña suelta en el asiento delantero!

Subir a incio documento

¡Y la niña suelta en el asiento delantero!

Cargando el reproductor...

septiembre 2014

En un turismo, conductor y pasajero llevan el cinturón de seguridad correctamente abrochado. Pero, ¡oh, sorpresa!, viajan con una niña pequeña sentada sobre las piernas del copiloto en el asiento delantero. Se trata de una infracción, y algo realmente peligroso. A solo 60 km/h, un niño que pese 18 kilos, en caso de choque, debido a la inercia, ‘pesaría’ 1.000 kilos; y uno de 25 –peso normal entre 6 y 12 años–, unos 1.300, algo imposible de sujetar para cualquiera.

La niña continúa el viaje y, claro, se cansa y se mueve. Decide ponerse de pie y acerca su cara al salpicadero. En caso de accidente y si el coche llevara airbag y este saltara, recibiría un golpe equivalente a un puñetazo como el que propinara un boxeador de peso pesado, como Mike Tyson, o como si le golpeara un proyectil a 300 km/h. Por esta razón hay que desconectar el airbag cuando viajan niños en sillitas homologadas en los asientos delanteros de los vehículos…

La pequeña continúa inquieta. Se pone de pie y mira hacia atrás, quizás charlando con quienes viajan en la parte trasera… No sería extraño que tanto movimiento terminase por despistar, aunque sea momentáneamente, al conductor. Si retira la vista de la carretera durante 6 segundos, para pedir a la niña que se esté quieta o para ver qué hace, a 120 km/h recorrerá 200 metros sin ver qué ocurre por delante y en 15 segundos, recorrería 500 metros a ciegas…

Lo triste es que ni conductor ni ocupantes dicen a la niña cómo debe ir (sentada en el asiento trasero, en una sillita homologada o con el cinturón de seguridad), y la dejan hacer… Un 37% de los niños viaja en España de esta manera, sin sistemas de retención; y, en 2010, las muertes de menores de 14 años crecieron un 48,9%... La niña, que saluda al helicóptero, puede ser una víctima y sus padres desconocen qué peligro corre por no usar sistemas de retención.

  • Multa de 500 euros
  • Sin pérdida de puntos

Categoría/s

Compártelo

Búsqueda por temas