Aceptar ')
Salto a Contenido Salto a Navegación
Ministerio del Interior Dirección General de Tráfico
Seguridad Vial
Canal RSS

Con lluvia, no mantener la distancia es una locura

Subir a incio documento

Con lluvia, no mantener la distancia es una locura

Cargando el reproductor...

junio 2020

LA LLUVIA, MAL COMPAÑERO. La autovía dispone de cuatro carriles en cada sentido y la curva tiene un trazo suave, amplio y con visibilidad. Algunos dirían que todo invita a pisar el acelerador… Pero el ocaso es lluvioso y la lluvia ¡ay! es enemiga de la seguridad. Una furgoneta pierde el control y, tras pisar el freno, se desliza de forma lateral con peligro de chocar contra la mediana. Accidente, posible choque con otros vehículos, lesiones, quien sabe si fallecimientos…

POR POCO. Por muy poco, el conductor de la furgoneta consigue hacerse con el control y, aunque se queda mirando en sentido contrario, se detiene, evita el vuelvo y el choque contra la mediana. Los restantes vehículos que circulan por la autovía, que mantenían una distancia de seguridad adecuada, han podido frenar o desviarse y no chocan contra la furgoneta. El peligro ha pasado. De momento…

REINCORPORARSE. Pero reincorporarse a la circulación en una autovía, tras quedarse en el arcén izquierdo y mirando en sentido contrario no es tarea fácil. Además, el conductor de la furgoneta elige el peor momento y cruza los tres carriles izquierdos mientras varios vehículos de acercan a gran velocidad, probablemente sin haberlo visto… Nuevos frenazos, pero…

ALCANCE. Al final, por muchos que los frenos ‘echan humo’, el turismo de color rojo no puede evitar el choque y alcanza a la furgoneta cuando ésta parece que iba a conseguir girar y reintegrarse a la circulación. Esta vez la imprudencia y la ‘locura’ no acaban bien, sino de forma trágica, en forma de accidente.

 

  • Multa de 200 euros.
  • Sin pérdida de puntos.

 

Categoría/s

Compártelo

Búsqueda por temas