Aceptar ')
Salto a Contenido Salto a Navegación
Ministerio del Interior Dirección General de Tráfico
Seguridad Vial
Canal RSS

¿Por qué los niños deben ir en sentido contrario?

Subir a incio documento

¿Por qué deben ir los niños en sentido contrario a la marcha?

Cargando el reproductor...

septiembre 2014

Elena Valdés, asesora médica de la DGT, explica por qué es mucho más seguro que los niños viajen en sus sillitas en sentido contrario a la marcha. Llevar a los niños en sentido inverso a la marcha supone una mejora en la seguridad de los niños en caso de impacto. Si tuviéramos que definir la fisionomía de un niño ante un impacto o un frenazo brusco sería la de una cabeza pesada con un cuello frágil. Por ello, los estudios revelan que llevar a los niños en sentido inverso a la marcha en los asientos traseros hasta como mínimo los dos años, o hasta el máximo de peso y de altura autorizados por el fabricante para esa silla, ayuda a reducir hasta cinco veces el riesgo de sufrir lesiones graves.


Compártelo

Búsqueda por temas