Salto a Contenido Salto a Navegación
Ministerio del Interior Dirección General de Tráfico
Seguridad Vial
Canal RSS

2014

Subir a incio documento

2014

Comida y celebraciones con alcohol En el período navideño-

¡Fiestas: cuidado con alcohol y drogas!

17 diciembre 2014

Al volante siempre hay que estar vigilante. Si bien en invierno, y en particular en estas fechas festivas –con sus numerosas celebraciones y reuniones–, hay que prestar especial atención a algunos hábitos y/o circunstancias. Conducir tras comidas o cenas copiosas, con consumo de alcohol y cansados, puede ser muy peligroso.

Fármacos antidiabéticos y llaves de vehículo Síntomas, efectos adversos...-

Antidiabéticos y conducción

03 octubre 2014

Los fármacos utilizados para tratar la diabetes mellitus –insulina (existen diferentes variedades) y los hipoglucemiantes orales–, en ocasiones pueden afectar a la capacidad de conducir. El conductor que los utiliza debe tener una buena información sobre su mecanismo de acción y los efectos adversos.

Bebida azucarada para diabéticos Al menor síntoma de hipoglucemia...-

Diabetes y conducción

04 julio 2014

La diabetes es una patología muy frecuente que, en determinadas circunstancias, puede interferir con una conducción segura. Un buen conocimiento y control de la enfermedad reduce el riesgo. Al volante, al menor síntoma de hipoglucemia, pare y tome carbohidratos, por ejemplo, una bebida azucarada.

Hiperactividad y trastorno de atención alvolante Tambien en los adultos-

Déficit de atención, hiperactividad y conducción

29 mayo 2014

El trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH) es un problema de comportamiento frecuente en la infancia, pero que a veces continúa en la edad adulta. Un reciente estudio demuestra que quienes sufren este trastorno tienen menos riesgo de accidente del que se creía.

Limitacion movimiento cuello por artrosis El dolor articular provoca limitaciones-

Artrosis: límites al volante

02 abril 2014

La artrosis es una enfermedad crónica que afecta a las articulaciones y que provoca dolor, inflamación y pérdida del movimiento articular. Por ejemplo, la artrosis en el cuello limita los movimientos laterales de la cabeza. Esta limitación de los movimientos es la que puede afectar a la conducción segura.

Accidente cerebrovascular Sus secuelas pueden impedir la conducción-

Ictus: ¿Puedo conducir?

07 febrero 2014

Tras sufrir un ictus, los pacientes pueden tener importantes secuelas neurológicas. Su tratamiento y posterior rehabilitación permite, en muchos casos, recuperar en distinta medida las antiguas funciones neurológicas. Aunque para muchos el coche es fundamental, hasta pasados seis meses sin manifestaciones no se puede conducir.

Búsqueda por temas