Información importante sobre cookies: La Revista Digital de la Dirección General de Tráfico utiliza cookies propias para mejorar la navegación. Las cookies utilizadas no contienen ningún tipo de información de carácter personal. Si continua navegando entendemos acepta su uso.  

Aceptar
Salto a Contenido Salto a Navegación
Ministerio del Interior Dirección General de Tráficohttp://tomcatproinet03.trafico.es/opencms/opencms/system/workplace/editors/xmlcontent/editor_form.jsp?resourcelist=&resource=%2F_config_%2Fcomun#OcmsTabColumnaDerecha
Seguridad Vial
Canal RSS

¿Por qué los niños deben ir en sentido contrario?

Subir a incio documento

¿Por qué deben ir los niños en sentido contrario a la marcha?

Cargando el reproductor...

septiembre 2014

Elena Valdés, asesora médica de la DGT, explica por qué es mucho más seguro que los niños viajen en sus sillitas en sentido contrario a la marcha. Llevar a los niños en sentido inverso a la marcha supone una mejora en la seguridad de los niños en caso de impacto. Si tuviéramos que definir la fisionomía de un niño ante un impacto o un frenazo brusco sería la de una cabeza pesada con un cuello frágil. Por ello, los estudios revelan que llevar a los niños en sentido inverso a la marcha en los asientos traseros hasta como mínimo los dos años, o hasta el máximo de peso y de altura autorizados por el fabricante para esa silla, ayuda a reducir hasta cinco veces el riesgo de sufrir lesiones graves.


Compártelo

Búsqueda por temas